martes, 6 de mayo de 2014

Mes de Mayo: Día 7



La flor del naranjo: La esperanza

La fe, la esperanza y la caridad son en el jardín de la Iglesia plantas las más nobles, las más excelentes y sublimes. Todas nuestras relaciones con Dios se fundan sobre ellas. Salvador, Redentor, Protector y Bueno.
Siendo una de las tres virtudes principales, debe ser representada por una flor que tenga algo de grande y de sublime.
La esperanza en María
A la fe, a la esperanza y a la caridad de María debemos nuestra salvación. ¡Gloria a ella!
Un ramo florido de naranjo a María
Revisemos nuestro jardín: estamos en mayo: busquemos el naranjo, veamos si está en flor. ¿Esperas? ¿tienes la esperanza? ¿está en ti esta necesaria virtud? Si está en ti, ella responderá y dirá «sí, yo seré salvo porque Dios me salvará: me salvará porque yo allá al fondo de mi alma así lo espero».
Presentación de la flor
ORACIÓN. Señora: Yo espero salvarme; yo espero que Vos me alcanzaréis los auxilios de la gracia para vivir cristianamente, fío a la bondad de Dios mi salvación. Yo prometo fidelidad, lealtad y exactitud en la observancia de la ley santa del Señor.
video

 "Mes de María"
Beato Francisco Palau

1 comentario:

Clara Palma dijo...

Muy buena esta idea de acordarnos esta publicación del Padre Palau. Es una forma muy sencilla de rezar, pero muy rica. Gracias.