sábado, 19 de noviembre de 2011

El Carmelo Misionero Seglar de Europa va a los orígenes históricos del Padre Palau

Un grupo de más de cincuenta laicos, adultos, ha estado en Lleida durante el puente de Todos los Santos.
Representantes del Carmelo Misionero Seglar de Europa. Beben en la espiritualidad, en la vida, experiencia y doctrina del Padre Francisco PALAU y cuentan con el asesoramiento de sus hijas: las Carmelitas Misioneras. Procedentes de Portugal, Colombia, de las Islas Baleares y de diversos rincones de nuestro país, han realizado su asamblea anual. Durante este año, en que se celebra, el bicentenario del nacimiento de Palau, han querido acercarse a los orígenes geográficos e históricos de este hombre de Dios.

Estas jornadas han sido singulares. Porque se sienten familia, juntos han evaluado el recorrido del inmediato pasado. Cada grupo ha compartido sus experiencias. Conscientes que así ayudan al crecimiento de la asociación. Juntos han programado un nuevo tramo del camino. Juntos han rezado, convivido y compartido momentos y vivencias. Las jornadas, sustentadas por la atención, la escucha, el debate, el discernimiento y la inmejorable relación, se les han hecho cortas. No podía ser de otra manera, ya que descansaban en la Palabra de Dios, la plegaria, la fraternidad y la Eucaristía. Mención especial merece la del domingo. Celebrada en el Santuario de Sta. Teresina, fue una manifestación de vida y alegría, entretejida por la buena preparación, la acogida, los signos y la participación. El grupo se sabía familia y, como a tal, así lo expresaron y lo celebraron.

La visita a los lugares, ungidos por la presencia y situaciones significativas en la existencia del P. Palau, resultó el momento álgido del encuentro. Iniciamos el recorrido a la ermita de Butssènit. Allí, él hizo su 1ª Comunión. Después nos acercamos a Aitona, escenario de su nacimiento, vida familiar y crecimiento en la dimensión de creyente. La cueva, recinto privilegiado para vivir, en soledad, su comunión, con el Dios que le sostenía, fue uno de los lugares más disfrutado y valorado por el grupo. Acabó el trayecto en Tarragona, donde reposan sus restos. La vigilia de Todos los Santos nos encontramos delante del sepulcro de nuestro Fundador, lo cual significó un singular regalo de Dios.

La asamblea ha supuesto una estación de crecimiento para el Carmelo Misionero Seglar, que considera a PALAU el orientador y el acompañante en su recorrido cristiano.

Ester Díaz. CM

2 comentarios:

Iqra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
cms badalona dijo...

Gracias Esther, por tus cariñosas palabras y por tu disponibilidad en el encuentro. Guardamos en el corazón la llama que se aviva del Carmelo a través de Fco.Palau en el bicentenario. Desde mi "cueva" doy gracias a Dios por todas las personas que el Señor ha puesto en nuestra vida y nos han ayudado en nuestro camino de peregrinos.
Conchita CMS